Saga Vampiros sureños nuevo libro 11 “Dead Reckoning” (callejon sin salida) (cap2)

Capítulo 2

Metí mi sucia, maloliente ropa en el cesto en mi cuarto de baño. Tuve que remojarla en un poco de Clorox  antes de que incluso tratara de lavarla; Claro que no pude echar a cabo antes de que se limpiara y pudiera evaluar los daños. No me sentía muy optimista sobre el futuro de los pantalones negros.

Yo no había notado que estaba un poco quemada sobre los muslos de mis piernas hasta que los quite hacia abajo y descubrí que mi piel era de color rosa. Sólo entonces
me recuerdo mirando hacia abajo para ver mi delantal en el fuego.

Como ya he examinado mis piernas, me di cuenta que podría haber sido mucho peor. Las chispas habían cogido mi delantal, no mis pantalones, y Sam había sido muy rápido con el extintor. Ahora he apreciado su control de los extintores todos los años, he apreciado su marcha hasta la estación de bomberos para obtener rellenado, he apreciado los detectores de humo. Tuve un destello de lo que podría haber sido.

Respira profundo, me digo a mi misma mientras me acaricio las piernas secas. Respira profundo. Piensa en que bien se siente estar limpio. Se había sentido maravilloso quitar el olor, enjabonarse el pelo, para enjuagar todo el olor junto con el champú.

No podía dejar de preocuparme por lo que había visto cuando mire fuera de la ventana de Merlotte’s: una figura pequeña corriendo hacia el edificio, sosteniendo algo en una mano.Yo no había sido capaz de decir si el corredor era un hombre o una mujer, pero de una cosa estaba segura; El corredor fue un Supe, y yo sospecha que él ó ella era un *twoey.? (* no encontré traducción para esta palabra) Esta sospecha ganó más peso cuando he añadido en la velocidad , la agilidad del corredor y la fuerza, exactitud de un saque de banda –la botella había llegado a la ventana más duro de lo que un humano podría haberla arrojado, con la velocidad suficiente para romperla. No puedo estar 100 por ciento segura. Pero a los vampiros no les gusta manejar el fuego. Algo acerca de la condición de vampiros les hace ser extremadamente inflamables. Se necesitaría mucha confianza, o ser muy imprudente, un *Fanger? para usar un cóctel molotov como un arma.

Por solo esa razón, me sentí inclinada a poner mi dinero en que el bombardero era un *twoey.?, un cambiaformas o era de alguna variedad. Por supuesto, hay otros tipos de criaturas sobrenaturales como los elfos y las hadas y duendes, y todos ellos son más rápidos que los humanos. Para mi pesar, el incidente había pasado demasiado rápido para que yo alcanzara la mente del atacante. Que hubiera sido decisivo, porque los vampiros son un gran agujero blanco para mí, y tampoco puedo leer a las hadas, aunque se registran de forma diferente.

A algunos *twoey.?, Soy capaz de leerlos con bastante exactitud, algunos no puedo, pero veo que sus cerebros son cálidos y ocupados. Normalmente, no soy una persona indecisa. Pero me dio unas palmaditas en seco y Peine mi pelo mojado (sentía lo extraño que era que mi peine completara su paso mucho más rápido), me preocupé por compartir mi sospechas con Eric. Cuando un vampiro te ama, aun cuando sólo se siente propietario hacia ti, esa noción de protección puede ser muy drástica. Eric amaba ir a la batalla, a menudo tenía que luchar para equilibrar la política conocida de un movimiento con su instinto de saltar con una espada de movimientos de balanceo. Aunque Yo no pensaba que iba cargando con la comunidad dos naturalezas, en su actual estado de ánimo parecía más sensato mantener mis ideas conmigo misma hasta que tuviera alguna evidencia de una manera u otra. Me puse los pantalones de dormir y una camiseta de Ladies Falcons de Bon Temps . Miré mi cama con nostalgia antes de salir de mi habitación para reunirme con la gente extraña en la cocina. Eric y Pam bebían un poco de sangre sintética embotellada que había en el refrigerador, y Emmanuel sorbía una Coca-Cola. Me sentía afectada porque no había pensado en ofrecerles refrescos, pero Pam me llamó la atención y me dio una mirada a mi nivel. Ella había tomado el cuidado de él. Asentí con la cabeza con gratitud y le dije a Emmanuel, “estoy lista ahora.” Desplegó su flaco
cuerpo de la silla e hizo un gesto al taburete. Esta vez mi nuevo peluquero desplego un plástico delgado sobre mis hombros y lo ató alrededor de mi cuello.

El peinó mi pelo, observando que con atención. Traté de sonreír a Eric para mostrar que esto no era tan malo, pero mi corazón no estaba en ello. Pam frunció el ceño a su teléfono celular. Los mensajes de texto no eran del agrado de ella. Al parecer, Emmanuel había pasado el tiempo peinando el cabello de Pam. La melena de oro pálido, recta y fina, fue empujada fuera de la cara con una banda azul
para la cabeza. Simplemente no podía ser más parecida a Alicia. Ella no llevaba un vestido azul faldón y un delantal blanco, pero si llevaba de color azul pálido: una vaina de vestir, tal vez desde los años sesenta, y las bombas con tacones de tres pulgadas.
Y perlas.

“¿Qué pasa, Pam?” Le pregunté, simplemente porque el silencio en mi cocina estaba opresivo. “Alguien te envío un mensaje texto desagradable?” “Nada nuevo,” gruñó ella, y yo trataba de no flaquear. “Absolutamente no pasa nada. Víctor sigue siendo nuestro líder. Nuestra posición no mejora. Nuestra pregunta sin respuesta. ¿Dónde está Felipe? Lo necesitamos. “Eric la miró. Whoa, problemas en el paraíso. Yo nunca lo había visto seriamente en desacuerdo.

Pam fue el único “hijo” de Eric que jamás había conocido. Ella se había ido después de haber pasado sus primeros años como un vampiro con él. Ella lo había hecho bien, me dijo que estaba contenta lo suficiente para volver a Eric después de que él la llamó para que lo ayude en el Área Cinco, cuando la ex reina lo designó para el cargo de sheriff.

El ambiente de tensión fue llegar a Emmanuel, que era vacilante y estaba fuera de su enfoque en su trabajo. . . que era cortar mi cabello. “Relajensen, muchachos”, les dije bruscamente.
“¿Y qué pasa con toda la mierda sentada en tu camino?” Pam
preguntó con acento británico original mirando atravez. “Por no hablar de tu sala de estar y el porche. ¿Está teniendo una venta de garaje? “Se podría decir se sentía orgullosa de tener su terminología correcta. “Casi terminado,” Emanuel murmuró, sus tijeras cortaban en un
ritmo frenético en respuesta a la creciente tensión. “Pam, todo eso salió de mi ático”, le dije, contenta de hablar sobre algo tan mundano y (esperaba) calmante. Claude y Dermot me ayudaron a limpiar. Voy a ir a ver a un comerciante de antigüedades con Sam en la mañana, bueno, íbamos a ir. No sé si Sam va a poder por ahora. “

“Ya, veo!” Pam dijo a Eric. “Ella vive con otros hombres. Ella va a centros comerciales con otros hombres. ¿Qué clase de marido eres? “Y Eric se lanzó sobre la mesa, las manos extendidas hacia
la garganta de Pam.

El segundo siguiente los dos fueron rodando por el suelo en un intento serio de hacerse daño los unos a los otros. Yo no sabía si en realidad Pam podría iniciar movimientos para herir a Eric, ya que ella era su hija, pero ella se estaba defendiendo con fuerza, hay una línea muy fina allí.

No podía bajarme del taburete con la velocidad suficiente para escapar de algunos daños colaterales. Parecía inevitable que iban a estrellarse contra el taburete, y por supuesto lo hicieron en un segundo. Más me fui a unirme a ellos en el suelo, golpeando mi hombro contra el mostrador en el proceso. Emmanuel muy inteligente saltó hacia atrás, y él no abandonó sus tijeras, una bendición para todos nosotros. Uno de los vampiros las habría agarrado como un arma, o las tijeras relucientes podrían haber sido incrustadas en alguna parte de mí. La mano de Emmanuel agarró mi brazo con una fuerza sorprendente, y tiró de mí hacia arriba y afuera. Huimos fuera de la cocina y nos metimos en el living.

Nos pusimos de pie, jadeando, en el centro de la habitación desordenada, mirando hacia abajo
la sala en caso de que la lucha nos siguiera. Podía oír chocar y golpear, y un ruido persistente enredado que finalmente identifique como gruñidos.

“Suena como dos pitt bulls que van el uno al otro”, dijo Emmanuel. Él manejo esto con calma sorprendente. Me alegré de tener algo de compañía humana

“No sé lo que está mal con ellos”, le dije. “Nunca los he visto actuar así. “

“Pam  está frustrada”, dijo con una familiaridad que me sorprendió. “Ella quiere hacer su propio hijo, pero por alguna razón vampiro no puede. “No pude contener mi sorpresa. “Y tú sabes todo esto, ¿cómo?;  Lo siento, si sueno grosera, pero me quedo con Pam y Eric un poco, y yo nunca te había visto antes. “

“Pam estado saliendo con mi hermana.” Emanuel no parecía ofendido por mi franqueza, gracias a Dios. “Mi hermana Miriam. Mi mamá religiosa “, explicó. Del tipo loca. La situación es, mi hermana está enferma y Pam realmente quiere traerla antes de Mir empeore. Ella será la piel y los huesos para siempre si Pam no se precipita.

Yo no sabía qué decir. “¿Qué enfermedad tiene tu hermana?” Le dije.

“Ella tiene leucemia”, dijo Emmanuel. A pesar de que mantuvo su ocasional fachada, podía leer el dolor por debajo, y el miedo y la preocupación.

“Así es como Pam te conoce.”
-Sí. Pero ella tenía razón. Yo soy el mejor estilista en Shreveport. “

-Te creo-dije. “Y lo siento por tu hermana. No me imagino por qué Pam no fue capaz de traer a Miriam sobre? “

“No, pero yo no creo que el obstáculo es Eric.”

“Probablemente no.” Hubo un grito y un ruido de la cocina. “Yo me pregunto si debería intervenir.”

“Si yo fuera tú, me gustaría dejarlos en la misma.”
“Espero que planee pagar para que mi juego de cocina quede bien”, le dije, haciendo todo lo posible para que suene enojada en lugar de asustada.

“Tu sabes, él puede ordenar que ella se calme y que tendría que hacerlo.”

Emmanuel sonaba casi casual.
Él tenía toda la razón. Como hija de Eric, Pam tenía que obedecer una orden directa. Pero por las razones que sean, Eric no estaba diciendo la palabra mágica. Mientras tanto, mi cocina estaba siendo aniquilada. Cuando me di cuenta de que podía parar todo en cualquier momento que él eligiera, perdí mi propio temperamento. Aunque Emmanuel hizo una toma ineficaz de mi brazo, me pisoteó los pies descalzos en la sala de baño, tenía la jarra que Claude utilizaba cuando limpiaba la bañera, la llenó con agua fría, y entró en la cocina. (Yo estaba caminando un poco torcida después de la caída del taburete, pero yo administraba.) Eric estaba encima de Pam, manteniendo distancia de ella. Su rostro estaba ensangrentado. Las manos de Pam estaban en sus hombros, tratando de evitar cualquier acercamiento. Tal vez ella temía que él fuera a morderla.

Entré en posición, estimando la trayectoria. Cuando yo estaba segura de que estaba haciendo lo correcto, lance agua fría sobre los vampiros luchadores.

*Me estaba poniendo un tipo diferente de fuego, esta vez?

Pam gritó como una tetera cuando el agua fría empapo su rostro, y Eric dijo algo que sonaba vil en un idioma que no conocía. Por una fracción de segundo, pensé que se lanzarían sobre mí. De pie, con mis pies cruzados, jarra vacía en la mano, les di una mirada penetrante.
Entonces me volví sobre mis talones y me aleje.

Emanuel se sorprendió al verme regresar en una sola pieza. Él negó con la cabeza. Obviamente, no sabía si me admirarme o pensar que era una idiota.

“Estás loca, mujer-dijo-, pero al menos he logrado que tu pelo se vea bien. Tú debes venir y hacerte unos reflejos. Te voy a dar un descuento en el precio. Puedo cobrar más que nadie en Shreveport. “Agregó de forma casual.

“Oh. Gracias. Voy a pensar en ello. Agotada por mi largo día y mi explosión de ira, la ira y el miedo, que te llevan a cabo- me encame en un rincón vacio de mi sofá e indique a Emmanuel la reclinadora, el único otro sillón en la sala que no estaba cubierto con polvo del ático.

Nos quedamos en silencio, escuchando para el combate renovado en la cocina. Para mí alivio, el ruido no se reanudó. Después de unos segundos Emanuel dijo: “Me iría, si Pam no fuera mi conductora. “Miró apologética

“No hay problema”, contesté, ahogando un bostezo. “Lamento no puedo entrar en la cocina. No pude ofrecerte más a beber o algo de comer, si que había que salir de allí. “

Él negó con la cabeza. “La Coca-Cola fue suficiente, gracias. Yo no soy un gran comedor. ¿Qué crees que están haciendo? Cojer? “

Yo esperaba que no pareciera tan sorprendida como me sentía. Es cierto que Pam y Eric habían sido amantes justo después de su vuelta. De hecho, ella me dijo lo mucho que había disfrutado de esa fase de su relación, aunque en las últimas décadas ella había encontrado que prefería a las mujeres. Así que ahí estaba, también, Eric se casó conmigo ahora, en una especie de forma vampiro no vinculante, y yo estaba bastante segura de que incluso un matrimonio de vampiro- humano no impide el hecho de tener relaciones sexuales con otra socia en la cocina de la esposa?
Por otra parte. . .

“Pam por lo general prefiere las damas”, le dije, tratando de parecer más segura de lo que en realidad me sentía. Cuando pensé en Eric con alguien más, quería arrancarle todo el pelo rubio y hermoso. Desde las raíces. En grupos.

“Ella es una especie de omnisexual,” ofreció Emmanuel. “Mi hermana y Pam han tenido otro hombre en la cama con ellas. “

“Ah, está bien.” Yo sostenía una mano en gesto de “stop”. Hay algunas cosas que no quiero imaginar.

“Usted es un poco mojigata para alguien que sale con un vampiro”, Emmanuel observo.

-Sí. Sí, lo soy. “Yo nunca me había aplicado ese adjetivo a mí misma, pero en comparación con Emmanuel y Pam yo estaba definitivamente atada. Yo prefería pensar que ella tiene un sentido más desarrollado de la intimidad.

Finalmente, Pam y Eric entraron en la sala de estar, y Emmanuel y yo nos inclinamos hacia delante en el borde de nuestros asientos, sin saber qué esperar. Aunque los dos vampiros carecían de expresión, su lenguaje corporal defensivo que me hizo saber que se avergonzaban de su pérdida de control.

Habían comenzado ya la curación, me di cuenta con cierta envidia. El pelo de Eric estaba revuelto y una manga de la camisa había sido arrancada. El vestido de Pam fue arrancado, y no llevaba los zapatos porque se había roto un tacón.

Eric abrió la boca para hablar, pero yo salté en primer lugar.

“No sé a qué viene todo esto”, me dijo, “pero estoy demasiado cansada para preocuparme. Ustedes dos son responsables de todo lo que se rompió, y yo quiero que te vayas de esta casa ahora mismo. Voy a rescindir tu invitación, si tengo que hacerlo. “

Eric se veía rebelde. Estaba segura de que había planeado pasar la noche en mi casa. Esta noche, sin embargo, eso no iba a pasar.

Vi faros viniendo por el camino, y yo estaba segura de Claude y Dermot estaban aquí. No podría haber hadas y vampiros en la misma casa al mismo tiempo. Ambos eran fuertes y feroces, pero los vampiros, literalmente, encuentran a las hadas irresistible, como los gatos y la hierba gatera. No quería otra lucha.

“Fuera de la puerta principal,” le dije, cuando no se movió de inmediato.

“¡Fuera! Gracias por el corte de pelo, Emmanuel. Eric, yo aprecio tu pensamiento acerca de mis necesidades de cuidado del cabello. “(podría haber dicho esto con más de un toque de sarcasmo.) “Habría sido agradable si hubieses pensado un poco más antes de destrozar mi cocina. “

Sin más preámbulos, Pam llamó a Emmanuel, y que salieron por la puerta juntos, Emmanuel tenía un aspecto muy débilmente divertido. Pam me dio una larga mirada y pasó junto a mí. Yo sabía que era importante, pero por mí vida que no podía entender lo que estaba tratando de decirme.

Eric dijo: “Yo te esperare mientras te duermes. ¿Te duele? lo siento. “Él parecía extrañamente desconcertado.

En otro momento me habría aceptado esta rara disculpa, pero no esta noche. “Tú necesitas ir a casa ahora, Eric. Vamos a hablar cuando tú puedas controlarte a ti mismo. “

Ese fue un gran reproche a un vampiro, y él se puso rígido de nuevo. Por un momento pensé que tendría otra pelea en mis manos. Pero Eric cruzó puerta principal, finalmente. Cuando estaba en el porche, dijo, “Voy a hablar contigo pronto, mi esposa. ” me encogí de hombros. Lo que sea. Estaba demasiado cansada y demasiado agravada para convocar cualquier tipo de expresión amorosa.

Creo que Eric subió en el coche con Pam y el peluquero para manejar de vuelta a Shreveport. Posiblemente fue muy maltratado también para volar. ¿Qué demonios pasaba con Pam y Eric?

Traté de decirle que no era mi problema, pero tuve una sensación de hundimiento que fue realmente real.

Claude y Dermot regresaron un momento después, ostentosamente olfateando el aire. “El olor del humo y de los vampiros”, dijo Claude, con un pronunciado balanceo de los ojos.

“Y tú cocina parece como si un oso hubiese venido en busca de miel. “

“No sé cómo lo soportas”, dijo Dermot. “Ese olor amargo y dulce al mismo tiempo. No sé si me gusta o lo odio. “Tenía la mano sobre la nariz de forma espectacular. “Y puedo detectar un rastro de pelo quemado?”

“Amigos, tranquilos-dije con cansancio. Les di la versión condensada de la bombas incendiarias en Merlotte’s y los combates en mi cocina. “Así que me dan un un abrazo y me dejan ir a la cama sin ningún tipo de comentarios de vampiros “, le dije.

“¿Quieres que duerma contigo, sobrina?”, Preguntó Dermot, en la florida forma de las hadas viejas, los que no pasaron mucho tiempo con los seres humanos. La cercanía de un hada a otra es curativo y calmante. Incluso los que tienen poca sangre de hadas como, me encontré con la proximidad de Claude y Dermot reconfortante. No me había dado cuenta cuando yo había conocido a Claude y su hermana Claudine, pero cuanto más los había conocido y más me habían tocado, mejor me sentía cuando ellos estaban cerca. Cuando mi bisabuelo Niall me abrazó, había sentido puro amor. Y no importa lo que Niall había hecho, o cómo de dudosas fueron sus decisiones, sentí todo el amor otra vez cuando estaba cerca de él. Tuve un momento de lamento que yo nunca vería otra vez a Niall, pero yo no tenía ninguna energía emocional restantes.

“Gracias, Dermot. Pero yo creo que mejor me caigo sola esta noche en la cama. Ustedes duerman bien. “

“Y tú también, Sookie,” Claude me dijo. Cortesía de Dermot apagar el mal humor en mi primo

Me desperté en la mañana con el sonido de golpes en la puerta.

Mareada y legañosa, me arrastré por la sala y miré a través de la mirilla. Sam.

Abrí la puerta y le bostecé en la cara. “Sam, ¿qué puedo hacer por ti? Vamos entra”

Su mirada parpadeaba en la sala de estar atestada, y pude verlo luchando con una sonrisa. “¿No vamos todavía a Shreveport?”, Preguntó.

“Oh Dios mío!” De repente me sentí más despierta. “Mi último pensamiento cuando caí durmiendo la noche pasada fue que no sería capaz de ir por el fuego en el bar. Tú puedes? ¿Quieres? “

-Sí. El jefe de bomberos ha hablado con mi compañía de seguros, y ya ha iniciado los trámites. Mientras tanto, Danny y yo sacamos las mesas y sillas quemadas, Terry ha estado trabajando en el suelo, y Antoine ha comprobado que la cocina está en buena forma. Ya he hecho que tengamos más extintores listos para ir. “Durante un largo momento, su sonrisa fue vacilante. “Si tengo que servir a los clientes. La gente no es probable que quieren venir a Merlotte’s, si piensan que pueden ser incinerados. “No es exactamente la culpa la gente de preocuparse por eso. No habían necesitado el incidente de la noche anterior, en absoluto. Se podría acelerar el declive de la de negocios de Sam.

“Así que ellos necesitan atrapar a el que lo hizo”, le dije, tratando de parecer positiva.

“Para que la gente sepa que es seguro volver, y vamos a estar ocupados de nuevo.”

Claude bajó entonces, malhumorado. “Ruidoso por aquí”, murmuró al pasar en su camino a la sala de baño. Incluso encorvándose alrededor en pantalones vaqueros arrugados, Claude caminaba con una gracia que atrajo la atención a su belleza. Sam dio un suspiro inconsciente y negó con la cabeza ligeramente sus ojos siguieron a Claude, deslizándose por el pasillo como si hubiera balón rodamientos en las articulaciones de la cadera.

-Oye-le dije-, después de oír la puerta del baño cerrada. “Sam! El no tiene algo que tu no tengas”

“Algunos muchachos”, comenzó a Sam, mirando desconcertado, y luego se detuvo. “Oh, olvídate de él. “

No podía, por supuesto, no cuando me di cuenta directamente desde el cerebro de Sam que-no era exactamente envidia, pero triste, de la atracción física de Claude, aunque Sam sabía tan bien como cualquiera que Claude era un dolor en el trasero

He estado leyendo las mentes de los hombres desde hace años, y en realidad, son más como las mujeres de lo que imaginan, a menos que estés hablando camiones. Empecé a decir Sam que estaba bastante atractivo, que las mujeres en la barra gustaban de él más de lo que pensaba, pero al final, yo mantuve la boca cerrada. Sam tenía que tener la privacidad de sus propios pensamientos. Debido a su naturaleza cambiaformas, la mayor parte de lo que había en la cabeza de Sam se mantuvo en la cabeza de Sam. . . Más o menos. Yo podría conseguir un pensamiento extraño, el estado de ánimo general, pero rara vez algo más específico.

“Aquí, voy a hacer un poco de café”, le dije, y cuando entré en el cocina, con Sam cerca en mis talones, me detuve en seco. Me había olvidado de la lucha de la noche anterior.

“¿Qué pasó?” Dijo Sam-. “¿Claude hizo esto?” Miró a su alrededor con consternación.
“No, Eric y Pam,” dije. “¡Oh, los zombis.” Sam me miró extrañamente, y Me reí y comencé a recoger cosas. Yo hice abreviación de una de las maldiciones de Pam, porque yo no era tan horrorifica.

No pude evitar pensar que hubiera sido muy, muy bueno si Claude y Dermot hubieran enderezado la cocina antes de que se acostaran en la noche anterior.

Por otra parte, no era su cocina.
Puse una silla sobre sus patas, y Sam arrastró la mesa en su posición. Cogí la escoba y recogedor, y barrí la sal, la pimienta y el azúcar que crujía bajo mis pies, e hice una nota mental para ir a Wal-Mart a sustituir mi tostadora si Eric no envió a una hoy. Mi sostenedor de la servilleta estaba roto, también, y había sobrevivido al fuego de un año y medio atrás. Suspiré.

“Por lo menos la mesa está bien,” dije.
“Y sólo una pierna rota en una de las sillas”, dijo Sam. “Eric va tener que reparar o cambiar este material? “

“Espero que lo haga,” dije, y encontré que la cafetera estaba intacta, como lo fueron las tazas que se habían colgado al lado de ella, no, espera, una de ellas se había roto. Bueno, cinco buenas.

Eso fue suficiente.
Hice un poco de café. Mientras que Sam llevaba la bolsa de basura afuera, me metí en mi habitación para prepararme. Me había duchado la noche anterior, por lo que sólo tenía que lavarme el pelo y los dientes y quitarme los jeans y una camiseta que dice “Lucha como una niña”. No podía engañar con maquillaje. Sam me había visto en todo tipo de condiciones.

“¿Cómo está el pelo”, me preguntó, cuando salí. Dermot estaba en la cocina, también. Al parecer, él había hecho una carrera rápida a la ciudad, ya que él y Sam compartían algunas donas frescas. A juzgar por el sonido de agua corriente, Claude estaba en la ducha. Miré la caja de la panadería con nostalgia, pero yo estaba muy consciente de que mis pantalones vaqueros se sentían apretados. Me sentí como un mártir cuando me serví un plato de Special K y añadí un poco de leche del 2 por ciento. Cuando Sam me miró como si quisiera hacer un comentario, estreché mis ojos a él. Él me sonrió, masticando un bocado lleno de la jalea.

“Dermot, nos vamos a Shreveport en pocos minutos. Si necesitas mi cuarto de baño. . . “Ofrecí, ya que Claude era terrible acaparando la de la sala. Yo limpiaba mi plato en el fregadero.

“Gracias, sobrina”, dijo Dermot, besando mi mano. “Y su cabello aún se ve glorioso, aunque más corto. Creo que Eric fue derecho a traer a alguien que lo cortó ayer por la noche. “

Sam negó con la cabeza a medida que fue entrando en su camión. “Sook, ese tipo te trata como una reina. “
“¿A qué tipo qué te refieres? Eric o Dermot? “
“No Eric,” dijo Sam, haciendo todo lo posible para buscar neutral. “Dermot.”

“Sí, lástima que está relacionada con el! Y también, se ve demasiado parecido Jason “.
“Eso no es obstáculo para un hada”, dijo Sam en serio.
“Tienes que estar bromeando.” Me sentí en un grave apuro. A partir de la expresión de Sam, que no estaba bromeando ni un poco. “Oye, Sam, Dermot nunca me miró como si yo fuera una mujer, y Claude es homosexual. Somos estrictamente de la familia. “Aunque todos dormían en la misma cama, y ​​nunca había sido otra cosa pero la comodidad de su presencia, ya que, aunque por supuesto me sentía un poco extraño en la primera vez.

Después de todo, a Claude le gusta correr todo desnudo, y él me dijo que había tenido sexo con una mujer antes. (Me imaginé que había otro hombre involucrado, francamente.)

“Y yo digo otra vez, cosas extrañas suceden en las familias hadas.” Sam me miró.

“No quiero sonar grosera, pero ¿cómo lo sabes?” Si Sam pasó mucho tiempo con las hadas, lo había mantenido muy en secreto.
“He leído sobre él después de que conocí a tu abuelo.”

“Leer sobre él? ¿Dónde? “Sería fantástico para aprender más sobre mi situación en el patrimonio de hadas. Dermot y Claude, que han decidido vivir al margen de sus familiares hadas (aunque yo no estaba segura de cómo esas decisiones voluntarias habían sido), se mantuvieron a boca cerrada acerca de las creencias y costumbres de las hadas. Aparte de hacer comentarios despectivos de vez en cuando acerca de los trolls y duendes, no hablaban de su raza en absoluto. . Por lo menos, a mí alrededor.

“Ah. . . los cambiaformas tienen una biblioteca. Tenemos registros de nuestra historia y lo que hemos observado sobre otros supes. Hacer un seguimiento nos ha ayudado sobrevivir. Siempre ha habido un lugar que podría ir en cada continente para leer y estudiar sobre las otras razas. Ahora todo es electrónico. Estoy bajo juramento, no se lo puedo mostrar a nadie. Si pudiera, te permitiría leer todo. “

“Así que no está bien que yo lo lea, pero está bien para que ti si pudieras decirme acerca de él?”Yo no estaba tratando de ser sarcástica, me fue realmente curioso.

“Dentro de ciertos límites.” Sam enrojeció.
Yo no quería presionarlo. Me di cuenta de que Sam había estrechado ya los límites para mí. Ya estábamos cada uno preocupado por nuestros propios problemas, para preocuparnos por los de los demás.

Mientras que Eric estaba muerto durante el día, me sentí sola en mi piel, y por lo general disfrutaba de esa sensación. No era que el unirme a Eric me hacía sentirme que estaba poseída, ni nada de eso. Era más bien durante las horas de oscuridad, podía sentir su vida paralela a la mía continuamente, Yo sabía que él estaba trabajando o discutiendo o contenido o absorto en lo que estaba haciendo. Un hilillo de la conciencia, en lugar de un libro de conocimiento.

“Por lo tanto, el terrorista de ayer,” dijo Sam abruptamente.
-Sí-dije-. “Creo que tal vez un twoey*? de algún tipo, ¿verdad?”
Él asintió con la cabeza sin mirarme.

“No es un crimen de odio”, le dije, tratando de sonar segura de los hechos.
“No es un crimen de odio humano”, dijo Sam. “Pero estoy seguro de que es una especie de  el odio. “
“Económico?”

“No puedo pensar en ninguna razón económica”, dijo. “Yo estoy seguro, pero yo sería el beneficiario sólo si la barra se quema. Por supuesto, estaría fuera del negocio por un tiempo, y estoy seguro que los bares en la zona tomaría el relevo, pero no puedo verlo como un incentivo. Gran parte de un incentivo, “corrigió sí mismo. “Merlotte’s siempre ha sido una especie de barra de familia, no un lugar salvaje.
No como Redneck Vic’s Roadhouse “, agregué, un poco amarga.

Eso era cierto. “Tal vez alguien no le gusta tu persona, Sam- dije, a pesar de sonó más duro de lo que había previsto. “Quiero decir,” Yo añadí rápidamente, “tal vez alguien te quiere lastimar a través de dañar su negocio. No sé como cambiaformas, pero como persona. “

“No recuerdo nada de lo que personal”, dijo, realmente desconcertado.
“Ah. . . Jannalynn tiene un vengativo ex, nada como eso? “Sam se sorprendió por la idea.

“Realmente no he oído de nadie que se molestara por salir con ella “, dijo. “Y Jannalynn es capaz de decir lo que piensa. No es que yo podía obligarla a salir conmigo. “

Tuve un tiempo difícil tratando de reprimir una carcajada. “Trato de pensar en todas las posibilidades “, le dije en tono de disculpa.
“Está bien”, dijo.- Se encogió de hombros. “El tema es, no me acuerdo cuando he vuelto a nadie realmente loco. “

No podía recordar un incidente semejante, y yo conocía a Sam de años.

Muy pronto estábamos conduciéndonos hacia arriba de la tienda de antigüedades, que se localizado en una pintada tienda antigua en una calle vieja de negocios hacia abajo deslizando en Shreveport. Las grandes ventanas de la fachada eran muy limpias, y las piezas que habían sido colocadas allí eran hermosas. El más grande era lo que mi abuela había llamado a un aparador caza. Era pesado y adornado y justo casi tan alto como mi pecho.

La otra ventana tenía una colección de jardineras, o jarrones, no estaba seguro de cómo llamarlos. El que está en el centro, en condiciones de demostrar que era la crema de la cosecha, era el mar verde y querubines azules pegados en él. Pensé que era horrible, pero definitivamente
tenía estilo. Sam y yo nos miramos a la pantalla por un momento en silencio reflexivo antes de tocar. Una campana, una campana de verdad, no un sistema electrónico de campana-como discordante nos abrió la puerta. Una mujer sentada en un taburete detrás de un mostrador a la derecha levantó la vista. Ella empujó las gafas en la nariz.

“Es bueno verle de nuevo, Sr. Merlotte,” dijo ella, sonriendo con sólo la intensidad adecuada. Me acuerdo de ti, me alegro de que hayas vuelto, pero no estoy personalmente interesada en usted como un hombre. Ella era buena.

“Gracias, Sra. Hesterman,” dijo Sam. “Esta es mi amiga, Sookie Stackhouse. “
“Bienvenida a Splendide,” dijo la Sra. Hesterman. “Llámame por favor Brenda.
¿Qué puedo hacer por usted hoy? “

“Tenemos dos mandados”, dijo Sam. “Estoy aquí para ver las piezas acerca de las que me llamó. . . . “

“Y acabo de limpiar mi ático y tengo algunas cosas que me preguntaba si pudieras echar un vistazo “, le dije.

“Tengo que deshacerme de algunas de algunas cosas y terminé de bajarlas. No quiero poner todo de vuelta. “Sonreí, para mostrar buena voluntad.

“Así que usted ha tenido un lugar de la familia desde hace mucho tiempo?”, Preguntó ella, animándome para darle una pista sobre qué tipo de bienes de mi familia puede tener acumulado.

“Hemos vivido en la misma casa por cerca de ciento setenta años, “le dije, y ella se iluminó. “Pero es una antigua granja, no una mansión.
Podría haber algunas cosas en las que usted estaría interesada, sin embargo. “

“Amaría ir a echar un vistazo ” dijo ella, aunque es evidente que el “amor” fue exagerando un poco. “Vamos a hacer una cita tan pronto como ayude a Sam a elegir un regalo para Jannalynn. Ella es tan moderna, ¿quién hubiera pensado que estaría interesada ​​en las antigüedades? Ella es una chica tan linda! “

Me costó mucho mantener la boca cerrada. ¿Hemos de conocer la misma Jannalynn Hopper?

Sam me metió el dedo en las costillas cuando Brenda le dio la espalda en busca de un anillo
de pequeños cayos. Él hizo un gesto significativo, suavicé mi expresión y batee mis pestañas para él. Apartó la vista, pero Cogí una sonrisa renuente.

“Sam, me he reunido algunas cosas que a Jannalynn pudieran gustar”, Brenda dijo, y nos condujo hacia una vitrina, haciendo sonar las llaves en la mano. El caso es que estaba lleno de pequeñas cosas, cosas bonitas. Yo no podía identificar la mayoría de ellos. Me incliné sobre la tapa de cristal para mirar hacia abajo.
“¿Qué es eso?” Señalé algunos objetos letales puntiagudos con cabezas adornadas. Me preguntaba si podría matar a un vampiro con una
“Alfileres y alfileres, de bufandas y corbatas.”
También había pendientes y anillos y broches, además de cajas de esmalte, cajas de cuentas, cajas pintadas. Todos estos pequeños recipientes fueron cuidadosamente arreglados. Eran cajas de rapé? Leí la etiqueta de precio que asomaba discretamente de debajo de una concha de tortuga y la caja ovalada de plata, y tuve que sujetar mis labios juntos para contener mi aliento.

Cuando todavía estaba preguntando acerca de los artículos que estaba examinando, Brenda
y Sam comparaban los méritos de los pendientes de perlas de arte deco frente receptor de pelo de vidrio prensado con una tapa de latón esmaltado Victoriana. Cualquiera que infiernos sea eso.
“¿Qué piensas tú, Sookie?”, Preguntó, mirando de un elemento a otro.

Examiné los pendientes art deco, cae de perlas que cuelgan de un rosa con ajuste de oro. El receptor del cabello era bonito, también, aunque no podía imaginar lo que estaba a favor o lo que Jannalynn haría con él.

“Va a llevar los pendientes para mostrar”, le dije. “Es más difícil para presumir que conseguir un receptor de pelo. “Brenda me dirigió una mirada velada, y yo entendí de sus pensamientos que esta opinión me marca como un filisteo.

Que así sea.
“El receptor de pelo es más viejo,” dijo Sam, vacilante.
“Sin embargo, menos personal. A menos que seas Victoriana. “

Mientras Sam comparaba los dos elementos más pequeños a las bellezas de setenta años un policía con placa de Bedford , vagaba por la tienda, mirando los muebles. Descubrí que no era un admirador de antigüedades. Este error fue sólo uno más en mi carácter mundano, me decidí. O tal vez era porque estaba rodeado de antigüedades todo el día? Nada de lo dispuesto en mi casa era nuevo, excepto la cocina, y sólo porque la antigua había sido destruida por el fuego. Todavía estaría con el refrigerador antiguo de la abuela si las llamas no lo hubiesen comido. (Ese fue un refrigerador antiguo que no echo de menos, seguro.)

Abrí un cajón largo y estrecho de lo que la etiqueta se describe como un mapa de un cofre. “Había una cinta de papel de la izquierda en el mismo.
“Mira eso”, dijo la voz de Brenda Hesterman detrás de mí. ” Pensé que había conseguido que limpiaran a fondo. Que sea una lección, señorita Stackhouse. Antes de venir a ver tus cosas, asegúrese de revisar todo, y saque todos los papeles y otros objetos. No nos quieren vender
algo que no tenía intención de separarse. “

Me di vuelta para ver que Sam llevaba un paquete envuelto. Mientras había estado perdida en la exploración, él había hecho su compra (los pendientes, para mi de alivio, el receptor del cabello estaba de vuelta en su lugar en la vitrina).

“A ella le va a encantar los pendientes. Son hermosos “, le dije con honestidad, y por un segundo
Sam pensó un gruñido, casi. . . púrpura. Extraño, que me llegaran imágenes en colores. Persistiría el efecto de la droga chamán que había tomado para la lobos?
Tenía la esperanza de que infiernos no.

“Voy a estar segura de mirar por encima de todo con mucho cuidado, Brenda,” le dije a la anticuaria.

Hicimos una cita para dos días después. Ella me aseguró que podría encontrar mi casa aislada con su GPS, y le advertí sobre el largo camino por el bosque, que ha llevado varios visitantes a creer que se habían perdido. “No sé si voy a ir yo, o mi pareja, Donald” Brenda dijo. “Tal vez los dos.”

“Voy a estar contenta de verte-le dije. “Si surge algún problema o la necesidad de cambiar la fecha, por favor hágamelo saber. “

“¿De verdad crees que le gusten?”, Preguntó Sam, cuando estábamos en el camión y me ponía el cinturón de seguridad. Habíamos vuelto al tema de Jannalynn.
-Claro-dije, sorprendido. “¿Por qué no?”
“No puedo evitar la sensación de que estoy en el camino equivocado con Jannalynn,”dijo Sam-, “Tú quieres parar y comer algo en el Ruby Tuesday en Youree?”
-Claro-dije-. “Sam, ¿por qué crees eso?”

“Me gusta”, dijo. “Quiero decir, yo puedo decir. Pero ella siempre está pensando sobre el paqmaster. “

“¿Crees que tal vez está más enfocada en Alcide que en ti?” Que era lo que estaba de la cabeza de Sam. Tal vez fui demasiado contundente, sin embargo. Sam se sonrojó.

“Sí, tal vez”, admitió.
“Ella es una gran ejecutora, y ella está realmente emocionada por hacer el trabajo,” dije. Me pregunté si eso había salido bastante neutral.
“Ella lo está,” dijo.
“Parece que gustan las mujeres fuertes.”

Él sonrió. “Me gustan las mujeres fuertes, y yo no tengo miedo de los diferentes

Común y corriente solo no es suficiente conmigo. “
Yo le devolvió la sonrisa. “Puedo decir. No sé qué decir de Jannalynn, Sam.-  Ella sería una idiota si no te apreciara. Soltero, autosuficiente, guapo? Y ni siquiera te hurgas tus dientes en la mesa!
Que no al amor? “Tomé una respiración profunda, porque yo estaba a punto de cambiar el tema y yo no quería ofender a mi jefe. -“Oye, Sam, acerca de que el sitio web que visitas? ¿Crees que podría averiguar por qué me siento más hada después de salir con los parientes hadas? Quiero decir, yo no podría cambiar en realidad más en un hada, ¿verdad? “

“Veré lo que puedo encontrar”, dijo Sam, después de un momento lleno. -“Pero vamos a tratar de preguntarle a tus compañeros de casa.  Debe rias hacerles contarte toda la información que te ayudaría. O podría vencer a uno de ellos. “
Él iba en serio.

“Ellos me lo dirán.” Yo sonaba más segura de que lo que yo sentía.
“¿Dónde están ahora?”, Me preguntó.
“Por este tiempo, han ido al club”, le dije, después de echar un vistazo a mi reloj. “Realizan todos sus negocios antes de que el club abra.”

-Entonces, ahí es donde vamos a ir “, dijo Sam. “Kennedy era la apertura para mí hoy, y tú no estás hasta esta noche, ¿verdad? “
-De acuerdo-dije-, descartando mis planes para la tarde, que no habían sido muy urgentes para empezar. Si almorzamos en Ruby, no puedo llegar a Monroe hasta la una y media, pero no puedo llegar a casa a tiempo para cambiarme para el trabajo. Después de que había pedido, me excusé. Mientras estaba en el baño de señoras, mi celular sonó. No contesto a mi teléfono mientras estoy en un cuarto de baño. No me gustaría estar hablando con alguien y escuchar un inodoro,
¿no?

Desde que el restaurante era ruidoso, salí para regresar la llamada después de avisarle a Sam. El número me pareció vagamente familiar.

“Hola, Sookie,” dijo Remy Savoy. “¿Cómo estás?”
“Bien. -¿Cómo está mi chico favorito? “Remy se había casado con mi prima Hadley, y había tenido un hijo, Hunter, que empezaría jardín de infantes en el otoño. Después de Katrina, Remy y Hunter se habían trasladado a la pequeña ciudad de Red zanja, donde Remy había conseguido un trabajo en un almacén de madera a través de los buenos servicios de un primo.

“Lo está haciendo bien. Está tratando de seguir las reglas. Me pregunto si podría pedirte un favor? “

“Vamos a escuchar,”- le dije.
“He empezado a salir con una dama de aquí su nombre es Erin. Estábamos pensando en ir al torneo de pesca de la lubina fuera de Baton Rouge este fin de semana. Nosotros, ¡ah, tenemos una especie de esperanza que podrías tener a Hunter? Él se aburre si pescamos más de una hora. “

Hmmm. Remy se había movido bastante rápido. Kristen no había sido hace mucho tiempo, y ya había sido reemplazada. No podría esperar para verla. Remy no era mala persona, era un hábil carpintero, y él sólo tenía un hijo, la madre de Hunter estaba muerta, por lo que no había problemas con la custodia. No muy lamentable una perspectiva en la ciudad de Red zanja. “Remy, estoy a la derecha por carretera ahora, “dije. “Deja que te devuelva la llamada dentro de un rato. Tengo que revisar el horario de mi trabajo. “
“Genial, muchas gracias, Sookie. Hablamos más tarde. “
Volví a entrar al ver que la comida había sido servida.

“Recibí una llamada del papá de Hunter,”- le dije a mi jefe después de que el servidor de la izquierda.

“Remy tiene una nueva novia, y él quería saber si podía mantener a Hunter conmigo este fin de semana. “
Tengo la impresión de que Sam cree que Remy estaba tratando de aprovecharse de mí, pero Sam también sentía que no podía decirme qué hacer al respecto.

“Si mal no recuerdo el derecho de programación, trabajas este sábado
en la noche “, señaló.
Y el sábado por la noche es cuando hago mis mayores propinas.

Asentí con la cabeza, tanto a Sam como para mí misma. Mientras comíamos, me habló acerca de
Terry haciendo negociaciones con un criador de Catahoulas en Ruston. Annie de Terry
había conseguido salir de su corral la última vez que había estado en celo. Esta vez, Terry tenía previstos un embarazo más en mente, y las conversaciones entre los dos hombres habían
casi alcanzado el estatus de acuerdo prenupcial. Una pregunta se levantó en mi opinión, y yo no estaba muy segura de cómo expresarlo con Sam. Mi curiosidad pudo más que yo.

“¿Te acuerdas de Bob, el gato?” Le pregunté.
-Claro. Ese tipo que Amelia convirtió en un gato por accidente? Su amiga Octavia le volvió la espalda. “
-Sí. Bueno, la cosa es que, mientras él era un gato, era negro y blanco. Era un gato muy lindo. Pero Amelia encontró una gata en el bosque con una camada, y hubo algunos gatitos y negro-blanco por lo que se-Está bien, sé que esto es raro, ella se molestó porque Bob pensó que, ya sabes, ser un padre. Más o menos. “

“Así que la pregunta es, es que una cosa común?” Sam miró disgustado.
“No, Sookie. No podemos hacer eso, y nosotros no queremos. Ninguno de los
dos naturalezas. Incluso si hubiera un encuentro sexual, no sería un embarazo. Creo que Amelia estaba acusando falsamente a Bob. Por otra parte, se que no es-no era-en realidad dos naturalezas. Él se transformó por completo por la magia. “Sam se encogió de hombros. Parecía muy avergonzado.

-Lo siento-dije, sintiéndome avergonzada. “Eso era vulgar para mí.”
“Es una cosa natural preguntarse acerca de, supongo,” dijo Sam con aire dubitativo.
“Pero cuando estoy en mi otra piel, yo no estoy fuera haciendo cachorros”.
Ahora me daba vergüenza horrible. “Por favor, acepta mis disculpas”, le dije.

Se relajó cuando vio lo incómodo que era. Él me dio una palmadita en el hombro. “No te preocupes por eso.” Entonces él me preguntó qué planes tenía para el ático, ahora que lo había vaciado, y hablamos de cosas triviales hasta que volvimos a sentirnos bien con uno al otro.

Llamé a Remy atrás cuando estábamos en la carretera interestatal. “Remy, este fin de semana no puedo ayudarte. ¡Lo siento! “Le expliqué que yo tenía que trabajar.
“No te preocupes por eso”, dijo Remy. Parecía tranquilo acerca de mi negativa.
“Fue sólo un pensamiento. Oye, aquí está la cosa. No me gusta pedir otro a favor. Pero Hunter tiene que visitar el jardín de niños la próxima semana, sólo una cosa de la la escuela todos los años para que los niños tengan una imagen mental del lugar que van en el otoño. Estos conciertos de los salones de clase, conocer a los maestros, y ver el comedor y los baños. Hunter me preguntó si podrías ir con nosotros. “
Mi boca se abrió. Me alegré de Remy no podía verme. “Esto es durante el día, estoy suponiendo, “dije. “¿Qué día de la semana?”
“El próximo martes, dos.” A menos que yo estaba en el turno del almuerzo, que podía hacerlo. “Una vez más, quiero ver
mi horario de trabajo, pero creo que va a ser factible “, le dije.

“Te llamaré de nuevo esta noche. ” cerré mi teléfono y le dije a Sam sobre la segunda solicitud de Remy.

“Parece que esperó a pedir la segunda cosa más importante, porque era más probable que tú fueras?” -Preguntó Sam.
Yo me reí. “Yo no había pensado en eso hasta que lo dijiste. Mi cerebro está cableado en una línea recta. Pero ahora que ha cruzado mi mente, me parece que. . . no es improbable. “me encogí de hombros. “No es que me opongo, exactamente. Quiero que Hunter sea feliz. Y me he pasado tiempo con él, aunque no tanto como debería tener”.

Hunter y yo de una manera oculta somos parecidos; los dos éramos telepáticos. Sin embargo, era nuestro secreto porque temía Hunter podría estar en peligro si su capacidad era conocida. Seguro que no ha mejorado toda mi vida.

“¿Entonces por qué te preocupas? Porque yo puedo decir que eres “, dijo Sam.
“Simplemente. . . Se verá divertido. La gente en Red zanja pensará Remy y yo salimos. Que yo soy una especie de-a punto de ser madre de Hunter. Y Remy acaba de decir que está viendo a una mujer llamada Erin, y ella puede que no le guste. . . . “Mi voz se apagó. Esta visita me pareció una idea medianamente mal. Pero si hace Hunter feliz, yo suponía que debía hacerlo.

“Tú tienes que aspirar a ese sentimiento?” Fue sonrisa irónica de Sam. Era nuestra día para hablar de las cosas difíciles.
“Sí,” dije. “Yo lo hago. Cuando comencé a participar en la vida de Hunter, yo nunca me imaginé que el dependería de mí para nada. Creo que nunca he estado cerca de los niños tanto. Remy tiene una tía abuela y tío abuelo de Zanja Roja. Es por eso que se trasladó allí después de Katrina. Tenían vacío una casa de alquiler. Pero la tía y el tío son demasiado viejos para querer mantener a un niño edad de Hunter por más de una hora o dos, y el primo de el está demasiado ocupado para ser de mucha ayuda. “

“Hunter es un buen chico?”
“Sí, creo que lo es.” Sonreí.- “¿Sabes lo que es extraño? Cuando Hunter se quedó conmigo, él y Claude se llevaban muy bien. Esa fue una gran sorpresa. “

Sam miró a mí. “Pero no quisiste dejarlo con Claude durante horas, ¿verdad? “
Después de pensarlo un momento, me dijo: “No”
Sam asintió con la cabeza, como si hubiera confirmado algo acerca de lo que se había estado preguntando. “Porque después de todo, Claude es un hada?” Puso suficientemente pregunta en su voz para que yo supiera que él estaba realmente preguntándome. Las palabras sonaban muy desagradables, dichas en voz alta. Pero eran la verdad. “Sí, porque Claude es un hada. Pero no porque es una raza diferente de nosotros. “luché con la forma de expresar lo que quería decir. “Las hadas, aman a los niños. Pero ellos no tienen el mismo marco de referencia que la mayoría
los seres humanos. Las hadas hacen lo que creen que va a hacer feliz al niño, o en beneficio del niño, en lugar de lo que un cristiano adulto haría.

“Me hizo sentir pequeña y provinciana admitir todo esto, pero esos eran mis verdaderos sentimientos. Me sentía como la adición de una serie de renuncias-No es que yo creo que soy un gran Cristiana, ni mucho menos. No es que los no cristianos son malas personas. No es que yo creo que Claude perjudicaría a Hunter. Pero Sam y yo nos conocíamos lo suficiente, yo estaba segura de que el entendería todo eso.

“Me alegro de que estamos en la misma página”, dijo Sam, y me sentí aliviada. Pero yo estaba lejos de estar cómoda. Podríamos estar en la misma página, pero no estaba feliz con su lectura. La primavera estaba rayando en verano, y el día era hermoso. Traté de disfrutar de todo el camino hacia el este hasta Monroe, pero mi éxito fue limitado.

Mi primo Claude poseía Hooligans, un club de striptease en la interestatal fuera de Monroe. En cinco noches a la semana, él destacaba con el convencional entretenimiento que ofrecen los clubes de striptease. El club cerraba los lunes. Sin embargo, jueves por la noche era sólo para mujeres, y fue entonces cuando Claude hacia striptease. Por supuesto, él no era el único varón que lo hacía. Al menos había otros tres hombres strippers que llegaban en forma rotativa con bastante regularidad, y hubo por lo general una bailarina de striptease de invitados, también. Hubo un circuito franja masculina, mi primo me había dicho.
“¿Has venido aquí para verlo?” Sam me preguntó cuando llegamos a la puerta de atrás.

No era la primera persona que me pregunta eso. Estaba empezando a pensar había algo mal en mí, que yo no había sentido la necesidad de acometer más a Monroe para ver chicos que se quitaran la ropa.

“No. He visto Claude desnudo. Nunca he llegado a hacer un seguimiento de él en lo profesional. He oído que es bueno. “

“Él anda desnudo? En tú casa? ““La modestia no es una de las prioridades de Claude,” dije.
Sam miró tanto disgustado y sorprendido, a pesar de sus propios principios y de su advertencia acerca de las hadas no piensan fuera de los límites sexuales.

“¿Qué sobre Dermot? “, dijo.
“Dermot? No creo que haga stripper “, le dije, confusa.
“Quiero decir, él no va por la casa desnudo, ¿verdad?”
-No-dije-. “Eso parece ser una cosa Claude. Sería realmente repulsivo si Dermot lo hiciera, desde que se parece tanto a Jason. “

“Eso no es correcto”, murmuró Sam. “Claude necesita para mantener sus pantalones puestos”.

“He tratado con él”, le dije, el filo en mi voz recordando a Sam que la situación no era su motivo de preocupación.

Fue un día de semana, así que el lugar no se abrió hasta las cuatro de la tarde. Yo no había estado alguna vez en Hooligans antes, pero parecía como cualquier otro pequeño club, aparte en un estacionamiento de buen tamaño, el cobertor de color azul eléctrico, un llamativo e impactante signo rosado. Lugares para la venta de alcohol o carne siempre mirarlos en el día es un poco triste, ¿no? El otro negocio cerrado además de Hooligans, ahora que estaba mirando, era una tienda de licores. Claude me había dicho qué hacer en caso de que alguna vez me cayera por ahí, El secreto estaba en la señal, tocando cuatro veces, manteniendo los golpes iguales de tiempo. Después de que se llevó a cabo, miré por todo el campo. El sol caía a plomo sobre el estacionamiento dando una indirecta con un toque del calor que estaba por venir. Sam pasó con inquietud de un pie a otro. Después de unos segundos, la puerta se abrió. Después de unos segundos, la puerta se abrió.
Sonreí y saludé de forma automática, y comencé a caminar en el pasillo. Fue un shock darme cuenta de que el portero no era humano. Me quedé helada.

Yo había asumido que Claude y Dermot eran las únicas hadas que quedaban hoy en día los Estados Unidos ya que mi bisabuelo había llevado a todas las hadas a su propia dimensión, o mundo, o como lo llama, y ​​se cerró la puerta. Aunque sé también que Niall y Claude se habían comunicado de vez en cuando, porque Niall me había enviado una carta a través de las manos de Claude. Pero yo me había abstenido deliberadamente de hacer muchas preguntas. Mis experiencias con mis familiares de hadas, con todas las hadas, había sido a la vez deliciosa y horrible. . . pero hacia el final, esas experiencias había bajado mucho más pesado en el lado horrible de la escala. El portero estaba tan sorprendido de verme como yo al verlo. Él no era un hada, pero era fae. Yo conocí hadas que sus dientes se veían la forma en que estas criaturas tenían naturalmente: una pulgada de largo, puntiagudo, ligeramente curvada hacia el interior. Las orejas del portero no me lo señalaron, pero no creía que fuera alteración quirúrgica que les había hecho más plana y redonda que oídos humanos. El efecto de alienígena fue disminuido por su pelo grueso, fino, que era un rico de color castaño rojizo y estaba suave, alrededor de tres pulgadas de largo, toda la cabeza. El efecto no fue el de un corte de pelo, pero era del pelaje de un animal.

“¿Qué eres?”, Preguntó al mismo tiempo que yo. Habría sido divertido. . . en otro universo.
“¿Qué está pasando?” Sam dijo detrás de mí, y yo salté. Di un paso fuera del club con Sam a mi derecha en mis talones, y el heavy metal cerró la puerta detrás de nosotros. Después de la deslumbrante luz del sol, la larga fila de bombillas fluorescentes que iluminaban la sala parecía doblemente triste.

“Soy Sookie,” le dije, para romper el incómodo silencio.
“¿Qué eres?”, Preguntó la criatura de nuevo. Estábamos todavía de pie torpemente en el estrecho pasillo. La cabeza de Dermot salió de una puerta. “Hola, Sookie,” dijo. “Veo que has conocido Bellenos. “Salió al pasillo y reparó en mi expresión. ¿No has visto nunca un elfo antes? “

“Yo no, gracias por preguntar”, murmuró Sam. Desde que tenía mucho más conocimientos sobre el mundo supe que yo, me di cuenta de que los elfos deben ser bastante raros. Tuve un montón de preguntas sobre la presencia de Bellenos, pero no estaba segura de si tenía derecho a pedirles, sobre todo después de mi paso en falso con Sam.

“Lo siento, Bellenos. Conocí a un medio elfo una vez con los dientes como los tuyos. Mayormente, sin embargo, conozco hadas que hacen que sus dientes se vean de esa manera. Encantada de conocerte “, le dije con un esfuerzo enorme. “Este es mi amigo Sam.”

Sam y Bellenos se dieron la mano. Los dos eran de casi la misma altura y constitución, pero me di cuenta de que los ojos rasgados Bellenos eran de color marrón oscuro, acompañados con pecas en su piel lechosa. Esos ojos eran curiosamente lejos o tal vez su cara era más amplia a través de los pómulos más de lo normal?

El elfo sonrió a Sam, y el alcanzó a ver los dientes de nuevo. Se estremeció y miró hacia otro lado.

A través de una puerta abierta se vislumbra un gran vestidor. Había un contador de tiempo a lo largo de una pared, que estaba forrado con un iluminado espejo. El mostrador estaba lleno de cosméticos, brochas de maquillaje, blowdryers, rizadores y alisadores de pelo, pedazos de vestuario, máquinas de afeitar, un revista o dos, las pelucas, los teléfonos celulares. . . los restos de una variedad de personas cuyos puestos de trabajo depende de su apariencia. Algunos altos taburetes se establecieron al azar alrededor de la habitación, y había bolsas y los zapatos en todas partes.

Desde más abajo en la sala de Dermot llamó: “Ven a la oficina.” Fuimos por el pasillo y entramos en una pequeña habitación de madera. Algo me decepciono, el exótico y hermoso Claude tenía una oficina completamente prosaica, estrecha, abarrotada, y sin ventanas. Claude tenía una secretaria, una mujer vestida en traje de negocios de mujeres de JCPenney. Ella no podría haberse mirado más incongruente en un club de striptease.

Dermot, que era evidentemente, el maestro de ceremonias de hoy, dijo, “Nella Jean, esta es nuestra querida prima Sookie. “Nella Jean era oscura y redonda, y sus ojos eran de chocolate amargo casi a la altura de Bellenos, aunque sus dientes eran tranquilizadoramente normales. Su cubículo fue puesto justo al lado de la oficina de Claude, de hecho, me conjeturó que había sido convertida de un armario de almacenamiento. Después de un despectivo vistazo a Sam y a mí, Nella Jean parecía más que dispuesta a retirarse a su propio espacio. Cerró la puerta de su oficina con un aire de firmeza, como si ella supiera que íbamos a hacer algo desagradable y no quisiera tener nada que ver con nosotros.

Bellenos cerró la puerta de la oficina de Claude, encerrándonos en una habitación que quedo concurrida con dos de nosotros, mucho más con cinco. Podía escuchar la música que venía desde el club adecuado (o más bien, el club inadecuado), y me pregunté lo que estaba pasando allá afuera. ¿Se ensayan strippers? ¿Qué es lo que hacen de Bellenos?
“¿Por qué la visita sorpresa?-Preguntó Claude. “No es que yo no esté encantado de verte. “

Él no estaba encantado de verme en absoluto, a pesar de que me invitó a pasar por Hooligans más de una vez. Se desprende de su boca malhumorada que nunca hubiera creído que vendría a verlo en el club a menos que él estuviese en el escenario bailando. Por supuesto, Claude estaba seguro de que todo el mundo quiere verlo despegar su ropa, pensé. ¿El no disfruta de los visitantes, o había algo que no quería que yo supiera?

“Es necesario que nos digan por qué Sookie se siente más y más hada,” dijo Sam abruptamente.
Los tres hombres hadas se volvieron para mirar a Sam a la vez. Claude dijo, “¿Por qué tenemos que decirle a el? ¿Y por qué te conciernen a ti los asuntos de nuestra familia? “
“Debido a que Sookie quiere saber por qué, y ella es mi amiga”, dijo Sam.

Su rostro era duro, con una voz muy nivel. “Tú debes educarla acerca de su sangre mezclada en vez de vivir en su casa y descargando fuera de ella. “

Yo no sabía dónde mirar. Yo no sabía que Sam se opusiera a que mi primo y mi tío abuelo se quedaran conmigo, y realmente no era necesaria su opinión. Y Claude y Dermot no fueron descargando de mí, sino que compraban alimentos, también, y limpiaban lo que ensucian con mucho cuidado. A veces. Es cierto que mi factura del agua había subido (y le había dicho
algo a Claude de eso), pero nada más me había costado dinero.

“De hecho,” dijo Sam-, cuando siguió al resplandor del silencio, “Se van a quedar con ella para asegurarse de que va a ser más hada, ¿verdad? Estás alentado  esa parte de ella para reforzarlo. No sé cómo están haciendo eso, pero sé que son. Mi pregunta es: ¿Están ustedes haciendo esto sólo por el calor de ella, la compañía, o tienen un plan en mente para Sookie? Una especie de complot de hadas secreto? “

Las últimas palabras fueron más como un ominoso estruendo que es normal en la voz Sam.
“Claude es mi primo y Dermot es mi tío abuelo-le dije- automáticamente. “No se trata de. . . “Y deje el pensamiento fuera de pista lentamente. Si yo no hubiera aprendido nada en los últimos años, no haría suposiciones estúpidas. La idea de que la familia no te haría daño fue una estúpida
suposición de primer orden.

“Venga a ver el resto del club”, dijo Claude repente. Antes de que pudiéramos pensar en ello, nos había empujado fuera de la oficina y por el pasillo. Él abrió la puerta al club propio, y Sam y yo entramos en el. Supongo que todos los clubes y bares se miraban iguales básicamente las mismas mesas y sillas, algún intento de decoración o de tema, una barra de concreto, un escenario con postes de stripper, y una especie de cabina de sonido. En estos aspectos, Hooligans no era diferente. Pero todas las criaturas que se dirigieron a la puerta cuando entramos. . . todos ellos eran hadas. Se me ocurrió poco a poco e inevitablemente, al mirar de cara a cara. No importa lo humanos que parecían (y la mayoría de ellos podrían “pasar”), cada uno tenía un rastro de sangre hadas de un tipo u otro. Una mujer hermosa con el pelo rojo fuego era parte elfo. Había tenido sus dientes limados. Un largo, hombre delgado era algo que yo nunca había encontrado antes.
“Bienvenida, hermana,” dijo un corto y rubio. . . algo. Ni siquiera podía estar segura del género. “¿Has venido a unirte a nosotros aquí?”
Luché para responder. “Yo no había pensado en eso,” le dije.

Di un paso atrás en la sala y dejé que la puerta se cerrara detrás de mí. Agarré el brazo de Claude. “¿Qué diablos está pasando aquí?”Cuando él no respondió, me dirigí a mi tío abuelo.
“Dermot?”
“Sookie, nuestra querida”, dijo Dermot, después de un momento de silencio. “Esta noche cuando llegamos a casa te diremos todo lo que necesitas saber. “
“¿Qué pasa con él?” Le dije, señalando a Bellenos.
“Él no estará con nosotros”, dijo Claude. “Bellenos duerme aquí, ya que es nuestro vigilante de noche”.
Sólo necesitaba un vigilante nocturno si tenían miedo de un ataque.
Más problemas.
Yo apenas podía soportar la perspectiva de la misma.

Continuará….

A. N Roquelaure “SAGA DE LA BELLA DURMIENTE”

◊SAGA DE LA BELLA DURMIENTE◊

Bueno antes que nada esto es gracias a Usagui que ella me paso los libros para que los leyera, me tarde por que tenia unos en cola que no había terminado de leer;  pero en  cuando to hice me dije como me pude haber tardado tanto en leerlo (>.<) y más que nada de esta saga  no se diga.

He de aclarar que NO HAY NADA  DE VAMPIROS AQUI  OK. Pero aquí ni son necesarios 😀

Ya que como he mencionado es una nueva versión muy cambiada de lo que le sucede a la princesa que ha sido echizada y que ha estado dormida durante mucho tiempo.

Aquí no la despiertan precisamente por el beso si no por otros métodos a los cuales están muuuyyy bien explicados.

Si hay leído los libros de Sherrilyn Kenyon no se van a sorprender pero cuando la lean nombre se van a caer de espaldas; por que para empezar estos libros no estuvieron firmados con el seudónimo normal de ANNE RICE sino  otro.

 A. N Roquelaure es el pseudonimo bajo el cual  Anne Rice explora el campo de la literatura erótica en su sentido más puro…es por ello que casi no es muy conocida; Claro que los  mega fans  ya han de saber que esto no es cosa de otro mundo.

Como  es bien conocido estos libros fueron publicados hace ya muchísimo tiempo, por lo cual ahora no han sido vueltos a publicar esperemos que algún día los publiquen de nueva cuenta.

Bueno pues esta historia se va a dividir en tres libros:

  • El despertar de la bella durmiente

tras cien años de sueño profundo,  Bella abrió los ojos al recibir el abrazo del príncipe. se despertó completamente desnuda y sometida en cuerpo y alma ala voluntad de su libertador, el príncipe, quien la reclamo de inmediato como esclava y la traslado a su reino.

Bella fue llevada a la corte de la reina Eleanor, la madre del príncipe, para prestar vasallaje como una más entre los cientos de princesas y príncipes desnudos que servían de juguetes en la corte hasta el momento en que eran premiados con el regreso a sus reinos de origen. Bella pronto se convirtió en la favorita del príncipe y, ocasionalmente, también servía a su ama, lady Juliana, pero no podía cerrar los ojos al creciente deseo que le inspiraban el príncipe Alexi y el esclavo desobediente, el príncipe Tristán.

Bella en un momento de sublevación se condenó al mismo castigo destinado para tristán: el expulsión de la voluptuosa corte y la humillación de los arduos trabajos en el pueblo cercano.

  • El castigo de la bella durmiente

En la subasta del pueblo Tristan es vendido a Nicolás, el Cronista de la Reina, y Bella es destinada a trabajar en el mesón de la señora Lockley.  en los lugares de escarnio público conocen al príncipe fugitivo Laurent cuyo cuerpo fue atado a una cruz de castigo para ser mostrado en público… mientras Bella por fin encontraba en los castigos un motivo de orgullo a la altura de sus espíritu, Tristan se había enamorado perdidamente de su nuevo amo…

No obstante, cuando ambos se confiesan su desvergonzada felicidad, un grupo de soldados atacó el pueblo por sorpresa. Bella, Tristán y el principe Laurent entre otros esclavos fueron secuestrados y trasladados por mar hasta la tierra de un nuevo señor, el sultán…  

  • La liberación de la bella durmiente

“En cuanto abri los ojos supe que nos acercabamos a tierra. Así que el viaje esta llegando a su fin, pense. Finalmente sabremos lo que nos depara esta nueva cautividad en la que estamos destinados a ser inferiores e incluso más abyectos que antes. Experimenté miedo, pero también cierto alivio. A pesar de los temores y conflictos que nos embargaban, no éramos los mismos seres ruborizados y avergonzados de otros tiempos. Nadabamos cada uno a su propio ritmo, en la corriente turbadora del tormento erótico.”

Bueno pues que esperan leean esta saga que esta suuuper buena  y de nueva cuenta mil gacias a my friend USAGUI KASUMA 4 the book that now we have. 😀

DESCARGAR